La publicación de la Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas ha supuesto definitivamente la confirmación de un cambio en la concepción de los valores de producción de ciudad.

Se apuesta por la rehabilitación edificatoria para la recuperación de los requisitos básicos de funcionalidad, seguridad y habitabilidad de las edificaciones.

Además, este cambio normativo ha incidido directamente en otros sectores inmobiliarios, de manera que tras la aprobación del Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, las viviendas en venta o alquiler con duración superior a los cuatro meses deberán contar con un certificado de eficiencia energética, sin el que los propietarios podrían ser sancionados, estableciéndose así la obligatoriedad de dicho certificado en la venta o alquileres de las viviendas.

A nivel local, nuestro municipio cuenta con ampliaciones de casco y ensanches turísticos con grandes volúmenes edificatorios que se van deteriorando con el paso del tiempo, con la inexcusable necesidad de proceder a dar un impulso a la renovación de las fachadas de los edificios y con ello disponer de un paisaje urbano más agradable, atractivo y competitivo turísticamente.

Por todo ello para fomentar y ayudar a la consecución de dicho objetivo de mejora de la imagen urbana se han acompañado de una serie de incentivos económicos: destinándose del Presupuesto municipal 2016, 75.000 euros para subvención directa  y de reducciones fiscales como son:

  • Bonificación del 95% en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras.
  • Subvención directa del 10 % del Presupuesto de la actuación a desarrollar, con un límite máximo de 2.500 euros.

Para acogerse a los incentivos del Plan de Rehabilitación de Fachadas será preceptivo cumplir con las condiciones técnicas y jurídicas establecidas en la Ordenanza municipal reguladora de las bases para la concesión de Ayudas económicas a la rehabilitación de fachadas y las derivadas de la propia concesión de la licencia de obras.

 

Procedimiento para acogerse al Plan de Rehabilitación de fachadas.

 

1.- Presentación instancia en la OAC de las actuaciones a desarrollar

a ) Comunicación previa a la realización de obras menores  o,

b)  Licencia obra mayor. (enlaces a instancias)

2.- Concesión de licencia, en su caso, previo informe de los Servicios técnicos municipales y ejecución de las obras o actuaciones.

3.-  Solicitud de Subvención para la Rehabilitación de fachadas

4.- Concesión/denegación de la subvención previo informe de los Servicios Técnicos municipales y del Depto de Intervención.

 

Normativa  de referència:

  • Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas
  • Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.
  • Ordenanza Reguladora de la Conservación y Evaluación Técnica de Edificios de 18-03-14.